Martingala

La Estrategia de la Martingala es uno de los métodos de apuesta más antiguos que existen. Desde hace siglos, esta estrategia basada en la estadística e inventada para apostar, se ha venido aplicando a diferentes campos como el de las matemáticas financieras o los mercados bursátiles.

El comienzo del Método Martingala

Este antiguo método se hizo popular allá por el siglo XVIII. Su nombre debe su origen a los habitantes de una región francesa llamada Martigues en Marsella. Los oriundos de estas tierras tenían fama de ser gente ingenua y de mente simple. Desde entonces, esta estrategia apodada así por su sencillez ha sido aplicada en diferentes campos:

  • Juegos de azar
  • Teoría de probabilidades
  • Análisis de procesos bursátiles

El famoso matemático francés Paul Pierre Lévy, introdujo el concepto de la martingala en la teoría de las probabilidades. Sus esfuerzos se centraban en demostrar que no existen estrategias de juego infalibles, pero lo cierto es que los casinos se vieron obligados a introducir un límite en las apuestas.

Posteriormente fue aplicado a los mercados bursátiles De hecho, a día de hoy se utiliza como concepto, se llama martingala a aquellos mercados bursátiles perfectos sin capacidad de arbitraje. A día de hoy es una estrategia muy utilizada en los casinos por los amantes del juego de la ruleta.

Método Martingala en las apuestas deportivas

Por supuesto, esta estrategia es aplicable también al terreno de las apuestas deportivas. En realidad puedes aplicar este concepto a cualquier tipo de apuesta. Es de lo más sencillo y esta al alcance de todo usuario. La estrategia se basa en la repetición y en la probabilidad independientemente del tipo de deporte o apuesta escogido:

  • Fútbol
  • Baloncesto

El “secreto” consiste en que cada vez que el jugador incurre en una pérdida, debe volver a realizar una apuesta del mismo valor sumándole el importe perdido. La estadística indica que tarde o temprano el jugador volverá a ganar, recuperando sus pérdidas y obteniendo beneficios. Tras recobrar importe perdido, el jugador vuelve a la apuesta original. Fácil y sencillo, mientras el jugador disponga de capital suficiente para desafiar a la estadística, tarde o temprano el método surte efecto.

Martingala para todos los deportes

Efectivamente, este método es aplicable a todos los deportes ya que se basa en la repetición y la variable más importante a tener en cuenta es el capital. Fútbol, baloncesto, rugby, fútbol americano, tenis, béisbol,… es aplicable a todos los deportes y para todo tipo de apuestas.

Conclusión

Como su nombre indica es uno de los métodos más sencillos, fácil de entender y al alcance de todos los usuarios. También es aplicable a todo tipo de apuestas y en nuestro caso a todo tipo de deportes. La variable más importante es el capital, por supuesto, el jugador no puede arriesgar todo su capital en una sola apuesta o puede acabar arruinado. Pero si dispone de capital suficiente para cubrir sus pérdidas sucesivamente, es un hecho estadístico que por simple probabilidad tarde o temprano acabará acertando, recuperando así sus pérdidas y obteniendo los beneficios que esperaba inicialmente con su primera apuesta.